Apoyando la labor de la Fundación Juanjo Torrejón. Ochenta, todas las que necesitaban gafas nuevas o actualizar la corrección de las que llevaban, las recibirán nuevas, hechas exprofeso para su caso, y de manera gratuita, en el plazo de un mes.

Madrid. 21 de febrero de 2019. Diez voluntarios, siete de ellos ópticos-optometristas, revisaron ayer la vista de cien personas en riesgo de excusión en Aranjuez (Madrid) apoyando la labor social que desempeña la Fundación Juanjo Torrejón.

La institución ribereña cedió sus instalaciones para que los profesionales de la salud visual pudieran practicar todas las pruebas preceptivas para determinar la graduación actual de los beneficiarios/as y, en caso necesario, hacerles unas gafas, siempre nuevas y gratuitas.

Yolanda Infante, directora de la Fundación, se mostraba agradecida con la acción de los ópticos de VpC. Sus profesionales se habían encargado de seleccionar previamente a las personas, entre las trescientas con las que trabajan a diario, con edades comprendidas desde los 4 años en adelante y en colaboración con otras entidades y centros educativos, derivando a las personas que , a priori, pudieran padecer problemas visuales.

Después de las revisiones ópticas que se llevaron a cabo entre las diez de la mañana y las seis de la tarde, ochenta personas necesitan gafas. Uno de ellos es Y.Z. un chaval de 29 años de origen marroquí. Busca un empleo mejor, y estudia español en las clases que imparte la Fundación Juanjo Torrejón. Ayer, Vicky Albert, óptico-optometrista de Optica Lohade, comprobó que tenía una hipermetropía moderada, con cerca de tres dioptrías, y algo de astigmatismo, ambos sin corregir, y ambliopía en el ojo derecho. Nunca había llevado gafas. Y.Z. tenía una diferencia de agudeza visual de un 25% entre uno y otro ojo. “Cuando existe esta diferencia, el cerebro selecciona la imagen del ojo que mejor ve, provocando la ampliopía, u ojo vago”, explicaba la óptico-optometrista. Cuando reciba sus gafas nuevas, en el plazo de un mes como el resto de sus compañeros, va a mejorar su rendimiento lector, la velocidad de lectura, e incluso el tiempo que puede estar leyendo, y aprendiendo español. De lejos, igualmente ganará un 30% en agudeza visual, algo que le resultará especialmente útil para conducir, y sobre todo por la noche.

A.E.A., de 49 años, dejó su vida en Marruecos, y a su mujer y a su hijo, para buscar trabajo en España e intentar darles una vida mejor. De momento, no lo ha conseguido. Empezar desde cero, no es fácil. Y aún lo es menos si tienes casi dos dioptrías de presbicia en cada ojo. A.E.A. tiene dificultades para ejercer cualquier trabajo que exija ver bien de cerca, como la construcción, por ejemplo, o incluso para rellenar un impreso. “Cuando le lleguen sus gafas, mejorará su día a día”, asegura Claudia Caballero, otra de las optico-optometristas voluntarias que cedió su jornada laboral ayer a VpC. “Es gratificante ofrecer los conocimientos que tengo a personas que los necesitan para darles calidad visual con la que romper sus límites, porque con los ojos, lo hacemos todo. Me encantaría que esas gafas ayuden a A.E.A. a encontrar un trabajo y reunirse con su familia”, sigue.

Con el resultado de los exámenes visuales que llevaron a cabo los ópticos/as voluntarios, a Y.Z. y a A.E.A. como al resto de los beneficiarios/as que las van a necesitaron, Ver para Crecer fabricará gafas exprofeso para resolver el problema visual de cada uno. Además, todos pudieron elegir entre decenas de monturas nuevas. “Nos parece fundamental, que estas personas en riesgo de exclusión, y aún más los niños y niñas, sientan el cariño y el respeto que se merecen y que, además de ver perfectamente con ellas, se vean guapos y guapas con ellas. Nuestros ópticos/as tratan a cada beneficiario como a cualquier paciente de su óptica, por es lo justo”, afirma Sara Calero, gerente de la Fundación Cione Ruta de la Luz.

Ver para Crecer se apoya en la experiencia en materia de cooperación de la Fundación Cione Ruta de la Luz y en la capacidad tecnológica de la iniciativa ‘Vision For Life’, de Essilor. Con el de ayer, ya son 29 los proyectos que se han llevado a cabo en toda España, cuatro de ellos, en la Comunidad de Madrid.

La Fundación Juanjo Torrejón trabaja desde 2006 con población en riesgo, para favorecer su integración y su inclusión en Aranjuez. Gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Colmenar de Oreja, su labor se extiende también a este municipio, así como hacia Castilla-La Mancha, donde ha iniciado un proyecto de colaboración con institutos de Ocaña (Toledo). Así, está previsto que su labor beneficie en 2019 a cerca de 500 personas.

Fundamentalmente, prestan servicios de apoyo educativo e intervención familiar, si la familia necesita asesoramiento. Además, en la Fundación se imparten clases de español, prestan asesoría jurídica, ha puesto en marcha proyectos de empleo, y trabajan con voluntariado, cediendo sus instalaciones para que se puedan realizar allí las actividades que alientan estos voluntarios. Se financia con ayudas de la administración, y con donaciones de socios, además de recursos propios de la Fundación. En la actualidad, emplea a siete personas.

Desde que nació en mayo de 2015, Ver Para Crecer ha revisado la vista de 3.000 personas en veintiocho misiones ópticas sobre el terreno y entregado 2.000 gafas graduadas a beneficiarios/as de organizaciones como Aldeas infantiles SOS (Barcelona, Granada y Tenerife), Fundación Tomillo (Vallecas, Orcasitas y Carabanchel en Madrid), Mensajeros de la Paz (Madrid, León y Toledo), Fundación Xilema y Comedor Solidario Paris 365 (Pamplona), REMAR (Madrid), Fundación Atenea en Sevilla y Sant Joan de Déu – Serveis Socials/Obra Social (Barcelona y Valencia), Fundación Jesús Abandonado (Murcia), Nazaret (Alicante), CaixaProinfancia en Tenerife y Zaragoza, Cruz Roja, en Loja (Granada), ADUNARE en Zaragoza, CEAR, en Málaga y Valencia y ahora Fundación Juanjo Torrejón.

Vision for Life es un programa de filantropía que busca acelerar las iniciativas dirigidas a reducir la visión deficiente a través de la sensibilización, capacitación y creación de infraestructuras básicas de cuidado de la visión.
Este es un programa independiente lanzado por Essilor, con un compromiso financiero muy importante.
Debemos tener presente que la Misión de la compañía es “Mejorar vidas mejorando la visión” y la Visión de la compañía Essilor es “Ver mejor el mundo”.

Fundación Cione Ruta de la Luz. La Fundación Cione Ruta de la Luz es una entidad sin ánimo de lucro que tiene como misión mejorar la salud visual de personas sin recursos de todo el mundo, también en España. La Fundación ha trabajado en 18 países del tercer mundo realizando campañas ópticas de revisión visual, donde, apoya en los que es viable, la creación de centros ópticos estables, talleres ópticos autónomos y forma a personal local. Como resultado de sus campañas, envía las gafas correctoras necesarias, siempre nuevas y gratuitas. Desde 2004 ha enviado casi 15.000. Todos los profesionales de la salud visual que trabajan en los proyectos de la Fundación, en los talleres solidarios y como cooperantes, lo hacen de forma voluntaria.

Fundación Juanjo Torrejón. La Fundación Juanjo Torrejón es una organización no gubernamental con sede en Aranjuez (Comunidad de Madrid) y de ámbito nacional, apartidista y aconfesional. Sus actividades se centran en ofrecer una respuesta integral al reto de la desigualdad y la injusticia para que todas las personas puedan ejercer sus derechos plenamente. Se dirige a personas en situación de vulnerabilidad social, aunque trabaja desde un enfoque global, implicando a toda la sociedad en la construcción de un mundo más respetuoso, igualitario y tolerante.