Representantes de la Fundación asistieron al encuentro celebrado el pasado 22 de noviembre

El Colegio de Politólogos y Sociólogos de Madrid acogió a más de un centenar de participantes de diferentes Departamentos de la Comunidad implicados en la Estrategia de Inclusión 2017-2021 en una intensa Jornada de debate. Al encuentro asistieron, además, representantes de Departamentos de Servicios Sociales de las entidades locales, así como de entidades sociales con el objetivo de abordar la situación actual de la Comunidad de Madrid respecto a servicios sociales.

La Jornada fue inaugurada por la Viceconsejera de Políticas Sociales y Familia, Miriam Rabaneda Gudiel, que abrió el debate enmarcado en la Estrategia de Inclusión 2017-2021; y fue clausurada por la Directora General de Servicios Sociales e Integración Social Encarnación, Rivero Flor. En sus intervenciones resaltaron el aumento durante los últimos años del presupuesto destinado a la Prestación Renta Mínima, el incremento de inserciones laborales y los diferentes planes, medidas y recursos que hacen que la Comunidad de Madrid, según el Índice de Progreso Social, sea la primera comunidad que mayor apuesta en este sector.

La Estrategia de Inclusión 2017-2021, aprobada por Consejo de Gobierno y basada en los principios de inclusión activa, alinea las políticas de Bienestar Social, con el objetivo de favorecer la inclusión y hacer especial hincapié en las actuaciones dirigidas a prevenir situaciones de riesgo. Javier Sánchez Jiménez, Subdirector General de Integración e Inclusión, explicó las medidas llevadas a cabo al respecto -4 realizadas, 113 en curso y 18 pendientes de ejecutar-.

Respecto a las tendencias y retos de los Servicios Sociales, principal objeto de debate, se abordaron diferentes planteamientos. Representantes de entidades como la Plataforma del Tercer Sector, Cáritas, Cruz Roja o el Colegio Oficial de Trabajadores Sociales, señalaron la importancia de que los conciertos públicos no se limiten al campo de la educación y la sanidad además de una pronta revisión de la normativa de la Renta Mínima de Inserción, para favorecer la incorporación al mercado laboral de las personas perceptoras. Incidieron también en la aparición de nuevas formas de exclusión social debido a la precariedad laboral existente, y en el gran aumento de la llegada de personas solicitando asilo que en reducidas ocasiones consiguen residir legalmente en España.

Durante el debate se apostó por una gestión de calidad de los servicios sociales, que, según Joseba Zalakain, director del Centro de Estudios y Documentación (SIIS), parte de una coordinación de calidad, a través de una correcta prevención e inversión social –“preparar, mejor que reparar”- además de incidir en la multidimensionalidad de la exclusión y la necesidad de abordarla.

El punto y final de la Jornada llegó tras el análisis de los diferentes grupos de trabajo que insistieron en la necesidad de aumentar los tiempos de intervención de los proyectos en las entidades, con el objetivo de ofrecer mayor continuidad laboral a los empleados y una intervención de calidad a los usuarios.